Fiesta de Santa Teresa de Ávila

 

 

Tus obras son bellas!

Hace poco, amadas hijas, la Iglesia ponía en labios de los fieles las siguientes palabras: "El Señor es admirable en sus obras y en sus santos"(Sal 67,35; 138,14). Ayer mismo leí un libro titulado: "Actos de amor y de adoración de Santa Teresa", admirando las obras de Dios y los milagros que la gracia obra en sus santos.

Contemplemos el sublime y majestuoso espectáculo de la naturaleza, la azulada bóveda celeste, la multiplicidad de plantas, la gran variedad de animales, la armonía de su constitución, el arte y la industria de los hombres, el conjunto de gustos e inclinaciones que contribuyen al bien y orden de la sociedad ¿Nos hemos sentido también nosotras, corno esta santa, llenas de admiración ante la magnificencia de las obras salidas de las manos del Creador? ¿No es cierto que la grandeza y la sabiduría del Señor son dignas de admiración, incluso en las cosas más pequeñas?

SME Conf. 24