Somos una congregación internacional, con dos estilos de vida; apostólico o contemplativo.
Expresamos nuestro carisma junto con los partners en la misión, en 72 países.

 

 

Los Pesebres del Mundo 2018

Museo del Buen Pastor en Angers
Navidad 2018

 

El tema elegido este año: "LA VIDA es un TESORO que nos fue confiado", con referencia a la Encíclica del Papa Francisco LAUDATO SI publicada en 2015, y con la posibilidad de ver un video de la Juventud de Caritas Canadá.

¿Cómo proteger el tesoro de la vida del cual todos somos responsables de las nuevas generaciones?

Como proteger “nuestra Casa Común”, contra la contaminación del aire, el agua, la tierra; ¿Contra la corriente de la "cultura de los residuos"? ¿Podemos cambiar nuestro estilo de vida?

Una animación se ha previsto para los niños de diferentes colegios. Concientizarlos que pequeñas acciones de cada día con gestos simbólicos, cuidamos nuestra Casa Común. Les propusimos escribir en una pequeña hoja un compromiso a realizar. Luego la colocaron en un árbol estilizado.

En noviembre de 2018, dos estudiantes nos ayudaron a instalar los pesebres en el Museo. Con una base de diferentes telas y una variedad de colores, contamos con más de 60 pesebres. Estos fueron enviados por las diferentes comunidades de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor fundadas en 72 países. Iniciada con la fundación en Francia- Caen en 1641 y Angers 1829.

En el siglo XIX, en respuesta a las llamadas de la Iglesia y la Sociedad, las Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor de Angers fueron enviadas en misión, primero a Europa: Italia, Bélgica, Inglaterra, Alemania, Irlanda, Austria, Holanda, Suiza. Luego, se extendió en los cinco continentes. En África desde 1843: Argelia, Egipto. En América del Norte: salida de Le Havre en los Estados Unidos, Louisville 1842, Montreal desde 1844 y a partir de 1855 en Chile América del Sur. En Asia, en 1854, en Bangalore (India), y Melbourne en Australia, en 1863. Teniendo en cuenta las recientes fundaciones a finales del siglo XIX, XX y inicio del siglo XXI.

Gracias a las publicaciones en el: Diario “Courrier de l’Ouest”, el canal de televisión France 3, la Oficina de Turismo, folletos distribuidos en parroquias y escuelas, casas de retiro, los Pesebres del Mundo en el Museo del Buen Pastor se dieron a conocer.

Estuvo abierto al público desde el 1 de Diciembre de 2018 al 13 de Enero de 2019, con un total de visitantes de 1896, familias, niños de los colegios que motivaron a sus padres a visitar los pesebres. Fueron unos 500 niños de diferentes colegios de Angers, y un público numeroso que no conocía el Buen Pastor.

Esta exposición ha despertado un gran interés y para muchos fue maravilloso contemplar al Niño Jesús en una cuna, frágil y pobre, representado con un rostro de un Niño de Europa, África, América del Norte y del Sur, Asia…Así, es el misterio de la Navidad, la Vida como un tesoro confiado a todos. “Él está en el Centro de todos los pesebres del mundo, como en el centro de la humanidad” expreso una familia.

La comunicación fue posible aun en la distancia del Museo, gracias a las tecnologías actuales:

  1. Fue así que una persona inválida, que no pudo venir, expresó su gratitud de haber “visitado” esta Exposición gracias a la televisión.
  2. Las comunidades de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor de diferentes partes del mundo, reaccionaron con las imágenes de la Exposición de PESEBRES DEL MUNDO, que las Hermanas de la Comunidad Internacional enviaron por WhatsApp.

 

Que debemos hacer?

Actualmente, las ONG lanzaron una alerta contra la inactividad climática de los Estados, están realizando una petición en línea que obtiene millones de firmas.

¿Cómo podemos no pensar también en el contexto del calentamiento global y sus dramáticas consecuencias, la concentración de gases de efecto invernadero, el impuesto al carbono, la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres, el movimiento de chalecos amarillos que ocupan las calles para hacerse escuchar en Francia y en otros lugares...

Como entrar en una nueva cultura de dialogo. El Papa Francisco finaliza la Encíclica Laudato Si 'con esta oración:

"Los pobres y la tierra están clamando:

Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz, para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino de Justicia, de paz, de amor y de hermosura.

Alabado seas!. Amén!”